Instituto Andaluz de la Juventud
Iuventus

¡Adiós SEFF’13!

Iuventus TV

22 nov 2013

Parece mentira pero ya ha concluido una edición más del Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF). Diez años en los que el evento ha llenado la ciudad de cine, con apuestas más o menos arriesgadas. Pero ha sido en estos dos últimos años en los que el Festival ha ido creciendo y ha ido despuntando con una programación más cerrada y concreta. Cintas con mayor riesgo y que en muchas ocasiones dan a conocer un tipo de cine al que muy pocos están acostumbrados a ver en la gran pantalla y en las que la calidad sigue estando patente.

Durante la X edición, han pasado miles de personas por los cines sevillanos. Quizás se ha apreciado más público que en otras ocasiones, debido en parte a las expectativas creadas con el anuncio del cartel durante los meses pasados. Y es que el ciclo de cine portugués, otro de Leos Carax y la incorporación de nuevas secciones que apoyan la creación nacional, han dado mucho de qué hablar. Han sido unos días estresantes para muchos, en los que cuadrar la agenda de proyecciones ha sido misión imposible; muchas buenas propuestas en muy poco tiempo.

De hecho, la jugada ha sido clara. Gran parte de la programación la han copado las últimas producciones españolas más radicales en lo formal y en el contenido de los últimos años. La apuesta por lo local ha sido bastante significativa en esta edición, partiendo del cartel que recordaba parte del pasado reciente de Sevilla, hasta el ciclo Resistencias; una nueva sección del evento. Tirar del sentir local es un acierto seguro en una ciudad como Sevilla; programar películas como El futuro , La jungla interior o Un ramo de cactus , sí se puede considerar arriesgado. La desigual acogida de estas películas por parte del público nos deja con la duda, pero es motivo de celebración haber podido ver tantos títulos patrios interesantes en el año en que las subvenciones se han reducido a cero. El Panorama andaluz, por su parte, nos recuerda que no solo se hace buen cine en Galicia; realizadores como José Luis Tirado con El caso Rocío , o Rocío Mesa con Orensanz llenaron las 400 butacas del Teatro Alameda.

Otra importante novedad que ha pasado más o menos desapercibida: una interesante propuesta diaria de películas con entrada gratuita. En los torbellinos que suelen ser los festivales, donde se degluten películas con el hartazgo propio de quien sólo va una semana al año al cine, se agradece que se piense el cine desde un acercamiento casi educativo, abierto. Otro de los aspectos que refuerza la vocación didáctica del festival ha sido el encuentro con muchos de los directores; nosotros disfrutamos de los encuentros con Lois Patiño, Rita Azevedo o Gabe Klinger. Sin embargo, el reverso del festival parece ser la programación mastodóntica que invita a ver tres películas en una tarde y que te introduce en un torbellino de historias, propuestas formales, y personajes del que es muy difícil escapar. La solución podría haber pasado por hacer una selección más escueta de películas, o alargar un par de días más el festival; sobre todo para evitar esa sensación de consumismo que se despierta cuando sales de la tercera película en una tarde.

En definitiva, han sido unos días estresados, cargados y cansados, pero en los que se ha podido disfrutar de mucho cine y de buenas cintas. Algunas incluso estamos deseando volver a verlas, pero la caída en la cama el domingo fue inevitable. ¡Ah! y podéis consultar las obras premiadas aquí ;)

Queremos tu aportación, comenta el artículo


  • Para crear párrafos, deja simplemente líneas vacías.

¿Quién eres?

Iuventus.tv es una iniciativa del Instituto Andaluz de la Juventud | info@iuventus.tv